lunes, 17 de marzo de 2014

El peral de la Tía Miseria

Un día llegó a al casa de la Tía Miseria un misterioso personaje. En agradecimiento ala hospitalidad de Miseria, el desconocido decide concederle un deseo. La Tía Miseria no quiso lujos, riquezas o una casa grande. 

¿Quieres saber qué pidió? Averígualo escuchando el siguiente relato.


No hay comentarios: